28 DE novO DE 2011

0 COMENTARIOS


Mínimo histórico en la venta de casas


 

 

venta inmuebles

definanzas.com

Estamos acabando el año 2011, un periodo lleno de sobresaltos políticos y de caídas en el consumo de manera generalizada, ya que nadie se atreve a gastar sus pequeños ahorros en grandes gastos, por más que así podamos contribuir a que la economía se relance.

La falta de crédito hace que las nuevas familias que se forman opten por el alquiler – si pueden- antes que por una hipoteca para evitar futuros problemas si es que el trabajo les falla.

Estas consideraciones vienen refrendadas por los datos que ha dado a conocer el Registro de la propiedad pues, al parecer, se han formalizado un 50 por ciento menos de hipotecas que el año pasado, la compraventa ha caído un 9,3 por ciento y se ha quedado en la cifra de 84.852 operaciones, el nivel más bajo desde los registrados en el 2005.

Los datos negativos se suceden en el sector del ladrillo porque en septiembre, aunque las cifras sean más altas que en agosto y eso es satisfactorio, cayeron las hipotecas en un 42 por ciento en tasa interanual.

El importe medio de estos préstamos, con un tipo de interés medio del 4,31 por ciento, roa los 112.000 euros, n 6,3 por ciento menos que hace un año. Lejos en el tiempo y en las cifras – 2006 – queda la experiencia que vivimos cuando se otorgaban créditos de 150.000 euros, cifra con la que pagabas el 80 por ciento del valor del inmueble y te daba, además, para alguna pequeña reforma o para amueblarlo.

Para el año que entra, los promotores ya han escrito la carta a los Reyes Magos- entiéndase por esta figura infantil al nuevo gobierno en puertas – y les han pedido un vehículo efectivo para poder sacar los activos de la banca, cuantificados en 176.000 millones de euros, para perder así lo menos posible.

Tags: , , , , , , , , , ,



Comentario:


    Agrega un comentario:

    Dinos que te ha parecido el contenido de esta nota.




    Compartir
    Artículo anteriorMillones en créditos morosos
    Artículo siguienteMobbing laboral

    Dejar respuesta